Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

CELULAS MADRE REGENERA TEJIDOS AFECTADOS POR ENFERMEDADES DEGENERATIVAS O AUTOINMUNE

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • CELULAS MADRE REGENERA TEJIDOS AFECTADOS POR ENFERMEDADES DEGENERATIVAS O AUTOINMUNE

    CELULAS MADRE: GUERRERAS CONTRA LAS ENFERMEDADES

    Gracias a las células madres todo nuestro organismo está constantemente regenerándose, es un proceso continuo que no se detiene; es lo que permite que cada vez que tengamos una herida, pueda cicatrizar y formar un tejido nuevo, cuando tenemos alguna inflamación en el hígado debido a una hepatitis A, por ejemplo, se activen los mecanismos de regeneración de ese órgano para que se recupere y logre funcionar como antes. En función de ese principio se hicieron las primeras investigaciones con respecto al tema.
    En Venezuela, los estudios comenzaron orientándose hacia la parte estética, se empezó a utilizar en piel como rejuvenecimiento facial, luego fue proyectándose en lesiones locales: artrosis de rodilla, columna y hombros. Al notar que se regeneraba el cartílago de la articulación, se evidenciaban los resultados positivos y comenzaron a incorporarse otras patologías, hasta llegar a la vía sistémica.
    Actualmente la Asociación de Medicina Regenerativa de Venezuela junto a sus médicos integrantes han venido realizando el Implante de Celulas Madre para tratar enfermedades degenerativas como diabetes 1 y 2, Parkinson, autismo, ACV entre otras y patologías autoinmune como lupus, psoriasis, artrosis. Las estadísticas que maneja la asociación son de 2.500 pacientes tratados con un 70% de respuesta a su favor.
    CELULAS REGENERADORAS
    El Dr. Orlando Sánchez Golding, médico nutrólogo, especialista en investigación clínica y Presidente de la Asociación de Medicina Regenerativa nos explico que el tratamiento se realiza con las células madres multipotenciales o adultas. “Estas células se encuentran tanto en el sistema circulatorio, como en la médula ósea, el corazón, el músculo estriado y en muchos otros órganos, incluso últimamente se han detectado células madres en el tejido adiposo. Nosotros buscamos esos recursos de células en diferentes partes del cuerpo”. Sánchez comenta que existen dos vías por las cuales pueden obtenerse estas células, la primera de ellas, -explica- es por medio de una punción en la cresta ilíaca, accesando a la medula osea, nicho principal de células madre en el organismo. “Una vez obtenida la sustancia medular, es activada con factores de crecimiento plaquetarios que tienen células moduladoras del sistema inmunológico como son las citoquinas que realizan un efecto antiinflamatorio. Al ser implantadas estas células madre vía endovenosa, reconocen la zona donde esta la lesión y se adhieren para regenerar el tejido deteriorado”, afirma. Sánchez añade que cualquier órgano que esté en fase de deterioro, sobre todo si se trata por enfermedades de tipo degenerativa, es susceptible de recuperarse a través de la regeneración del tejido y función de ese órgano. La segunda opción, explica el especialista, es el uso de la máquina de aféresis, un instrumento diseñado para hacer la separación de este tipo de células. Es menos invasivo ya que únicamente se conecta al paciente a través de una aguja que es introducida en la vena de uno de sus brazos. Ella aspira la sangre y la lleva a la maquina, que a su vez realiza un proceso interno automatizado, de centrifugación, separación de las células madres. El resto de los componentes sanguíneos que estaban presentes en el proceso de separación y que no se utilizaron, serán devueltos al cuerpo. “Es como una especie de circuito cerrado, que además posee un kit estéril e individual para cada paciente”, acota.
    ¿ASPIRADO MEDULAR O AFERESIS?
    Cuando se realiza un aspirado de la médula ósea se obtienen entre cinco y ocho millones de células madres, en cambio cuando hacemos una separación de células madres con la máquina de aféresis, se tienen entre 50 y 80 millones de células como mínimo. Con eso tenemos un potencial mayor para tratar enfermedades degenerativas mucho más avanzadas como puede ser el Alzheimer; el Parkinson, enfermedades neurológicas degenerativas como la demencia senil, la enfermedad de Huntington. Así mismo se trata también algunas enfermedades auto inmune como son el lupus eritematoso sistémico, la esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica y enfermedades como la artritis, entre otras.
    ¿EN QUE CONDICION EL PROCEDIMIENTO NO ES VIABLE O NO DA RESULTADO?
    Da excelentes resultados en cualquier enfermedad de origen autoinmune que no sea del sistema hematológico, por ejemplo, en una trombocitopenia, -enfermedad caracterizada por los bajos niveles de plaqueta- no es factible, ya que existen condiciones hematológicas básicas para poder conectar al paciente en la máquina.
    ¿ESTE PROCEDIMIENTO PUEDE UTILIZARSE COMO PREVENCION?
    Sí. Por ejemplo, los pacientes que tienen una genética para diabetes y quiere prevenir la enfermedad, se le hace el tratamiento y se le da las recomendaciones generales para prevenirlas.
    ¿EXISTE ALGUN RIESGO PARA EL PACIENTE?
    Es un proceso ambulatorio que dura dos horas y media. No tiene ningún riesgo porque estamos trabajando con los mismos componentes de la sangre del paciente, es decir, no hay posibilidad de rechazo ni de complicación. No hay nada sintético ni químico. Son las mismas células madres, que por su naturaleza, tienen una alta capacidad de regeneración, de auto replicar la célula para generar una línea celular similar a la del órgano que está afectado y recambiar toda la estructura arquitectónica o anatómica y convertirlo en un órgano sino 100% sano, por lo menos un 70%.
    ¿Son notables los resultados, de este procedimiento?
    Sí. No es que sean milagrosos ni 100% curativos, pero ciertamente le recupera la calidad de vida del paciente. Una persona que padece, por ejemplo, Parkinson y no tiene la firmeza de los movimientos de los dedos de las manos para abotonarse la camisa o hacer su higiene personal, con este tratamiento puede volverlo hacer. O en los casos de pacientes que van rumbo a una hemodiálisis porque es diabético y se le deterioró el riñón, pueden recuperar su función renal y no ir a la hemodiálisis.
    ¿Cuántas sesiones comprende el tratamiento?
    Generalmente con una sesión es suficiente. Al cabo de seis meses a un año, hay que volver a evaluar el paciente. Eso dependerá de los cuidados que pueda tener. Una vez que colocamos las células madres, digamos que retrocedemos el reloj biológico, al crear células más nuevas con una función mucho más óptima, el tejido se rejuvenece, pero al cabo de un tiempo el organismo tiene un reloj natural de envejecimiento, y si el paciente no cuida su alimentación, no hace actividad física, fuma, ingiere mucho alcohol y tiene un nivel de estrés elevado, las probabilidades de que se vuelvan a degenerar sus órganos están presentes. www.unimedsv.com
    Editado por última vez por Jenny Sanchez; http://foro.lavidalucida.com/member/5390-jenny-sanchez en 15/09/16, 11:55:37.

  • #2
    Me gustó este avance científico, nos lleva a una mayor longevidad, curar muchas enfermedades con órganos enfermos imposibles de curar con el sistema tradicional, y por supuesto vamos rumbo a una mejor calidad de vida.

    Comentario


    • #3
      Originalmente publicado por Jenny Sanchez Ver Mensaje
      CELULAS MADRE: GUERRERAS CONTRA LAS ENFERMEDADES

      Gracias a las células madres todo nuestro organismo está constantemente regenerándose, es un proceso continuo que no se detiene; es lo que permite que cada vez que tengamos una herida, pueda cicatrizar y formar un tejido nuevo, cuando tenemos alguna inflamación en el hígado debido a una hepatitis A, por ejemplo, se activen los mecanismos de regeneración de ese órgano para que se recupere y logre funcionar como antes. En función de ese principio se hicieron las primeras investigaciones con respecto al tema.
      En Venezuela, los estudios comenzaron orientándose hacia la parte estética, se empezó a utilizar en piel como rejuvenecimiento facial, luego fue proyectándose en lesiones locales: artrosis de rodilla, columna y hombros. Al notar que se regeneraba el cartílago de la articulación, se evidenciaban los resultados positivos y comenzaron a incorporarse otras patologías, hasta llegar a la vía sistémica.
      Actualmente la Asociación de Medicina Regenerativa de Venezuela junto a sus médicos integrantes han venido realizando el Implante de Celulas Madre para tratar enfermedades degenerativas como diabetes 1 y 2, Parkinson, autismo, ACV entre otras y patologías autoinmune como lupus, psoriasis, artrosis. Las estadísticas que maneja la asociación son de 2.500 pacientes tratados con un 70% de respuesta a su favor.
      CELULAS REGENERADORAS
      El Dr. Orlando Sánchez Golding, médico nutrólogo, especialista en investigación clínica y Presidente de la Asociación de Medicina Regenerativa nos explico que el tratamiento se realiza con las células madres multipotenciales o adultas. “Estas células se encuentran tanto en el sistema circulatorio, como en la médula ósea, el corazón, el músculo estriado y en muchos otros órganos, incluso últimamente se han detectado células madres en el tejido adiposo. Nosotros buscamos esos recursos de células en diferentes partes del cuerpo”. Sánchez comenta que existen dos vías por las cuales pueden obtenerse estas células, la primera de ellas, -explica- es por medio de una punción en la cresta ilíaca, accesando a la medula osea, nicho principal de células madre en el organismo. “Una vez obtenida la sustancia medular, es activada con factores de crecimiento plaquetarios que tienen células moduladoras del sistema inmunológico como son las citoquinas que realizan un efecto antiinflamatorio. Al ser implantadas estas células madre vía endovenosa, reconocen la zona donde esta la lesión y se adhieren para regenerar el tejido deteriorado”, afirma. Sánchez añade que cualquier órgano que esté en fase de deterioro, sobre todo si se trata por enfermedades de tipo degenerativa, es susceptible de recuperarse a través de la regeneración del tejido y función de ese órgano. La segunda opción, explica el especialista, es el uso de la máquina de aféresis, un instrumento diseñado para hacer la separación de este tipo de células. Es menos invasivo ya que únicamente se conecta al paciente a través de una aguja que es introducida en la vena de uno de sus brazos. Ella aspira la sangre y la lleva a la maquina, que a su vez realiza un proceso interno automatizado, de centrifugación, separación de las células madres. El resto de los componentes sanguíneos que estaban presentes en el proceso de separación y que no se utilizaron, serán devueltos al cuerpo. “Es como una especie de circuito cerrado, que además posee un kit estéril e individual para cada paciente”, acota.
      ¿ASPIRADO MEDULAR O AFERESIS?
      Cuando se realiza un aspirado de la médula ósea se obtienen entre cinco y ocho millones de células madres, en cambio cuando hacemos una separación de células madres con la máquina de aféresis, se tienen entre 50 y 80 millones de células como mínimo. Con eso tenemos un potencial mayor para tratar enfermedades degenerativas mucho más avanzadas como puede ser el Alzheimer; el Parkinson, enfermedades neurológicas degenerativas como la demencia senil, la enfermedad de Huntington. Así mismo se trata también algunas enfermedades auto inmune como son el lupus eritematoso sistémico, la esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica y enfermedades como la artritis, entre otras.
      ¿EN QUE CONDICION EL PROCEDIMIENTO NO ES VIABLE O NO DA RESULTADO?
      Da excelentes resultados en cualquier enfermedad de origen autoinmune que no sea del sistema hematológico, por ejemplo, en una trombocitopenia, -enfermedad caracterizada por los bajos niveles de plaqueta- no es factible, ya que existen condiciones hematológicas básicas para poder conectar al paciente en la máquina.
      ¿ESTE PROCEDIMIENTO PUEDE UTILIZARSE COMO PREVENCION?
      Sí. Por ejemplo, los pacientes que tienen una genética para diabetes y quiere prevenir la enfermedad, se le hace el tratamiento y se le da las recomendaciones generales para prevenirlas.
      ¿EXISTE ALGUN RIESGO PARA EL PACIENTE?
      Es un proceso ambulatorio que dura dos horas y media. No tiene ningún riesgo porque estamos trabajando con los mismos componentes de la sangre del paciente, es decir, no hay posibilidad de rechazo ni de complicación. No hay nada sintético ni químico. Son las mismas células madres, que por su naturaleza, tienen una alta capacidad de regeneración, de auto replicar la célula para generar una línea celular similar a la del órgano que está afectado y recambiar toda la estructura arquitectónica o anatómica y convertirlo en un órgano sino 100% sano, por lo menos un 70%.
      ¿Son notables los resultados, de este procedimiento?
      Sí. No es que sean milagrosos ni 100% curativos, pero ciertamente le recupera la calidad de vida del paciente. Una persona que padece, por ejemplo, Parkinson y no tiene la firmeza de los movimientos de los dedos de las manos para abotonarse la camisa o hacer su higiene personal, con este tratamiento puede volverlo hacer. O en los casos de pacientes que van rumbo a una hemodiálisis porque es diabético y se le deterioró el riñón, pueden recuperar su función renal y no ir a la hemodiálisis.
      ¿Cuántas sesiones comprende el tratamiento?
      Generalmente con una sesión es suficiente. Al cabo de seis meses a un año, hay que volver a evaluar el paciente. Eso dependerá de los cuidados que pueda tener. Una vez que colocamos las células madres, digamos que retrocedemos el reloj biológico, al crear células más nuevas con una función mucho más óptima, el tejido se rejuvenece, pero al cabo de un tiempo el organismo tiene un reloj natural de envejecimiento, y si el paciente no cuida su alimentación, no hace actividad física, fuma, ingiere mucho alcohol y tiene un nivel de estrés elevado, las probabilidades de que se vuelvan a degenerar sus órganos están presentes. www.unimedsv.com

      Muchas gracias por la información!

      Comentario

      Trabajando...
      X